El río del tiempo

Jon Swain

Traducción de Magdalena Palmer

Jon Swain cuenta en El río del tiempo sus experiencias en las tierras del Mekong durante las guerras de Indochina entre 1970 y 1975. Swain llegó a Indochina por un periodo de tres meses, pero se quedó cinco años. Cuando en abril de 1975, la ciudad de Nom Pen, en Camboya, cayó en manos de los jemeres rojos, Swain fue capturado y estuvo a punto de ser ejecutado de no haber intervenido Dith Pran, el intérprete del New York Times cuya historia fue narrada en la película The Killing Fields (Los gritos del silencio).

El río del tiempo es un relato estremecedor sobre las atrocidades y horrores que llevaron a cabo los jemeres rojos en Camboya a mediados de los años sesenta y que se conocieron como el llamado «genocidio camboyano», pero también es un intento, por parte del autor, de hacer las paces con su turbulento pasado, de reconciliarse con sus temores, con el dolor y la muerte, y de despedirse de la Indochina que amó, así como de una forma de vida que ha desaparecido para siempre.

CRÍTICA

Leerle es vivir con él las razones por las que le cautivó Indochina, un lugar del que todos nos hemos enamorado en cuanto nos acercamos a él. El Mekong es el río del tiempo, y el gran río de la vida. El libro contiene un buen trozo de ella.

Ricardo Martínez Llorca, Culturamas

Un potentísimo testimonio repleto de belleza y terror.

Toni Montesinos, La Razón

Un viaje terrible y conmovedor, lleno de peligros y aventura, a la guerra de Indochina. Jon Swain cuenta sus peripecias y emociones como corresponsal de guerra en Camboya y Vietnam en los setenta en unas memorias llenas de acción y de una hermosa melancolía. Las escenas bélicas se mezclan con los paisajes arrebatadores, la amistad, el opio, el sexo, el amor y los helicópteros en un relato serpenteante como el Mekong que es también el de la pérdida de inocencia del autor.

Jacinto Antón, El País

Jon Swain

Jon Swain nació en Londres en 1948. Tras un breve periodo en la Legión Francesa, trabajó algunos años como periodista en París. En 1970 se trasladó a Indochina, donde estuvo cinco años como corresponsal de guerra, trabajando primero para la Agence France-Presse, y luego como reportero y fotógrafo independiente, principalmente para The Economist y el Daily Mail y, por último, para The Sunday Times, el periódico para el que acabaría trabajando durante treinta y cinco años. Fue el único periodista británico en Nom Pen cuando la ciudad cayó en manos de los jemeres rojos en abril de 1975. La cobertura de esos sucesos y sus horribles secuelas relatadas en El río del tiempo le valieron el Premio del Periodista Británico del Año, y que, en 1984, su historia fuera llevada al cine en The Killing Fields (Los gritos del silencio).

newsletter

Si deseas recibir información sobre nuestras actividades y novedades, te invitamos a suscribirte a nuestra newsletter.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad y los Términos de servicio de Google.