La vanidad de la caballería

Stefano Malatesta

Traducción de Teresa Clavel

La vanidad, apunta Stefano Malatesta, ha sido siempre prerrogativa de la caballería y de los hombres de uniforme. A ella se deben las más heroicas hazañas, pero también la muerte de miles de soldados, convertidos en carne de cañón por generales obsesionados con la gloria militar.

Un libro colmado de anécdotas militares acerca de la caballería y de sus vanidades, de las batallas más famosas luchadas a caballo y de sus jinetes más presumidos y extravagantes: lord Cardigan y la temeraria carga de la Brigada Ligera en Balaclava, el duque de Aosta y sus hiperbólicos sombreros, los pintorescos ardides ideados para disimular la torpeza de Mussolini a las riendas, la furia destructora de Gengis Kan y sus mongoles, las andanzas no siempre caballerosas de los caballeros cristianos, el prusiano Von Seydlitz dando una última calada a su pipa antes de lanzarse al ataque. Con un lenguaje exquisito y una gran habilidad para saltar de la anécdota al análisis histórico y la crónica de viaje, Malatesta ha escrito una petite histoire que se lee como la más emocionante novela de aventuras.

«Ante la disyuntiva de parecer más atractivos o ir más cómodos, el cuerpo de caballería siempre ha preferido la primera opción, incluso a costa de algún sacrificio.»

Stefano Malatesta

CRÍTICA

Hay libros que son como esas balas que se dice que llevan tu nombre. ¿Cómo resistirse a uno que se titula La vanidad de la caballería y luce en la portada la foto de un jinete envarado descendiendo a lomos de su montura por un barranco de pendiente imposible?

Jacinto Antón, El País

Malatesta es un consumado escritor, irónico, con una bella prosa y una gran habilidad para encadenar historias que analiza desde ángulos insólitos.

Ignacio del Valle, El Comercio

En este recorrido, muy bien documentado, la caballería se convierte en el foco para hablar de otros muchos temas.

Adolfo Torrecilla, Iberia Ágora

El libro de Malatesta nos sorprende en cada página, en cada capítulo, guerras y héroes, victorias y derrotas.

Eduardo Torres-Dulce, Expansión

Pocos libros transmiten el placer que el autor ha sentido al escribirlos. Este es uno de ellos. A Stefano Malatesta (Roma, 1940) –corresponsal de guerra, viajero sin tregua– le apasionan las historias bélicas, y tiene el talento para transmitir su pasión.

Joaquín Armada Díaz, Historia y Vida

Stefano Malatesta

Stefano Malatesta nació en Roma en 1940. Tras graduarse en Ciencias Políticas, se convirtió en un viajero apasionado, y, desde entonces, no ha parado de recorrer el mundo. Como periodista ha trabajado en crónica negra y como corresponsal de guerra y documentalista. Entre sus obras destacan L’armata Caltagirone (1980), Il napoletano che domò gli afghani (2002), Il grande mare di sabbia (2006), L’uomo dalla voce tonante (2014) y Quando Roma era un paradiso (2015).

MEDIA

newsletter

Si deseas recibir información sobre nuestras actividades y novedades, te invitamos a suscribirte a nuestra newsletter.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad y los Términos de servicio de Google.